Importancia de la formacion

Sombra de trabajo

Los programas de formación y desarrollo de los empleados son esenciales para el éxito de las empresas en todo el mundo. Estos programas no sólo ofrecen oportunidades para que el personal mejore sus habilidades, sino también para que los empresarios aumenten la productividad de los empleados y mejoren la cultura de la empresa.

También pueden reducir la rotación de los empleados, y un estudio del Instituto de Trabajo 2020 muestra lo importante que puede ser esto para los resultados de una empresa. Según el informe, la rotación voluntaria de empleados cuesta a las empresas estadounidenses más de 630.000 millones de dólares al año.

No es de extrañar que los empleados que tienen oportunidades periódicas de aprender, desarrollarse y avanzar sean más propensos a permanecer en una empresa. Bob Nelson, autor de 1.001 Ways to Engage Employees, señala que el aprendizaje y el desarrollo se encuentran entre los principales factores de compromiso de los empleados.

El desarrollo de los empleados es el esfuerzo continuo para reforzar el rendimiento laboral a través de enfoques como el coaching, las sesiones de formación y la tutoría de liderazgo. La formación es un evento específico que enseña nueva información o habilidades, a menudo proporcionada a los empleados nuevos o recién ascendidos. Ambas son funciones clave del personal de recursos humanos de la empresa, que suele ser responsable de la planificación y ejecución de estas actividades. Una licenciatura en gestión de recursos humanos puede ayudarle a prepararse para dirigir programas de formación y desarrollo en su organización.

Importancia de la formación pdf

Dirigir una empresa con éxito no es como montar en bicicleta. No puede esperar que el motor «siga funcionando» (es decir, que su equipo siga alcanzando sus objetivos) basándose únicamente en el impulso. El éxito, la estabilidad y el crecimiento de su empresa requieren mucho más que eso. Y ahí es donde entra en juego la importancia de la formación.

Piensa en todas las cosas que han estancado el crecimiento de tu empresa en algún momento. Cuáles son las más perjudiciales: ¿Una creciente incapacidad de su equipo para cumplir los plazos? ¿Una cantidad desconcertante de variaciones en su servicio al cliente? ¿Esa nueva integración en sus sistemas que la mitad de los empleados aún se esfuerzan por aprender a utilizar?

La importancia de la formación de los empleados se reconoce desde la Revolución Industrial. (Aunque por suerte ahora somos un poco menos analógicos.) Durante décadas, los sistemas de formación de las empresas se han puesto en marcha para asegurarse de que los empleados saben realmente cómo realizar una tarea específica.

Sin el «por qué», sentarse en conferencias, talleres y soportar interminables ejercicios de creación de equipos (que normalmente implican dibujar en post-its) puede ser agotador. E ineficiente. Por no hablar de lo caro que resulta. No es de extrañar, pues, que muchos directivos, incluido su jefe, eviten por completo la formación en el lugar de trabajo. Se limitan a abordar los problemas de forma ad hoc.

Cumplimiento de la normativa

Podría decirse, y con razón, que los empleados son el mayor activo de una empresa y, por tanto, invertir en su formación y desarrollo es clave para mantener el crecimiento y el éxito del negocio. Este compromiso tiene sentido si se tienen en cuenta los largos procesos que llevan a cabo las empresas para reclutar y contratar personal cualificado. Sin embargo, a menudo el énfasis en la atención al desarrollo profesional de los empleados termina después de su contratación.

Los estudios demuestran que las organizaciones comprometidas con el desarrollo de los empleados ven aumentar las ventas y duplicar los beneficios en comparación con las organizaciones no comprometidas con el compromiso de los empleados. La formación y el desarrollo dedicados fomentan el compromiso de los empleados, y una mano de obra más eficiente, competitiva y comprometida es fundamental para el rendimiento financiero de su empresa. Además, el 93% de los empleados se quedan más tiempo cuando una empresa invierte en el desarrollo de su carrera.  La formación y el desarrollo ayudan a las empresas a conseguir y retener a los mejores talentos, aumentar la satisfacción y la moral en el trabajo, mejorar la productividad y obtener más beneficios. Además, las empresas que tienen empleados activamente interesados y dedicados ven reducidas las tasas de absentismo en un 41% y aumentan la productividad en un 17%.

Mentores

Los programas de formación y desarrollo de los empleados son esenciales para el éxito de las empresas en todo el mundo. Estos programas no sólo ofrecen oportunidades para que el personal mejore sus habilidades, sino también para que los empresarios aumenten la productividad de los empleados y mejoren la cultura de la empresa.

También pueden reducir la rotación de los empleados, y un estudio del Instituto de Trabajo 2020 muestra lo importante que puede ser esto para los resultados de una empresa. Según el informe, la rotación voluntaria de empleados cuesta a las empresas estadounidenses más de 630.000 millones de dólares al año.

No es de extrañar que los empleados que tienen oportunidades periódicas de aprender, desarrollarse y avanzar sean más propensos a permanecer en una empresa. Bob Nelson, autor de 1.001 Ways to Engage Employees, señala que el aprendizaje y el desarrollo se encuentran entre los principales factores de compromiso de los empleados.

El desarrollo de los empleados es el esfuerzo continuo para reforzar el rendimiento laboral a través de enfoques como el coaching, las sesiones de formación y la tutoría de liderazgo. La formación es un evento específico que enseña nueva información o habilidades, a menudo proporcionada a los empleados nuevos o recién ascendidos. Ambas son funciones clave del personal de recursos humanos de la empresa, que suele ser responsable de la planificación y ejecución de estas actividades. Una licenciatura en gestión de recursos humanos puede ayudarle a prepararse para dirigir programas de formación y desarrollo en su organización.