Donde aprender tecnicas de estudio

Cómo estudiar de forma inteligente

¿Alguna vez has sentido que tus hábitos de estudio no son suficientes? ¿Te preguntas qué podrías hacer para rendir mejor en clase y en los exámenes? Muchos estudiantes se dan cuenta de que sus hábitos de estudio en el instituto no son muy eficaces en la universidad. Esto es comprensible, ya que la universidad es muy diferente del instituto. Los profesores se involucran menos personalmente, las clases son más grandes, los exámenes valen más, la lectura es más intensa y las clases son mucho más rigurosas. Eso no significa que haya nada malo en ti; sólo significa que necesitas aprender algunas técnicas de estudio más eficaces. Afortunadamente, hay muchas estrategias de estudio activas y efectivas que han demostrado ser eficaces en las clases universitarias.

Este folleto ofrece varios consejos para estudiar de forma eficaz. Implementar estos consejos en tu rutina de estudio habitual te ayudará a aprender el material del curso de forma eficiente y eficaz. Experimenta con ellos y encuentra algunos que te funcionen.

Leer y releer simplemente los textos o los apuntes no es participar activamente en el material. Se trata simplemente de releer los apuntes. Hacer sólo las lecturas para la clase no es estudiar. Es simplemente hacer la lectura para la clase. La relectura conduce a un rápido olvido.

Buenos hábitos de estudio para los estudiantes

La toma de apuntes eficaz comienza antes de la clase, incluso si se trata de un repaso rápido, asegúrese de haber consultado previamente las lecturas o los apuntes del curso. De este modo, la clase no será la primera vez que te encuentres con la información. Reconocerá algunos términos técnicos y conceptos clave. En particular, preste atención a los objetivos de la clase, si los hay. Durante la clase 1.

Tome notas de forma organizada. La importancia de las ideas debe reflejarse en sus notas. A algunos estudiantes les resulta útil utilizar los objetivos de los profesores para enmarcar sus apuntes. Revise sus apuntes en un plazo de veinticuatro horas y autocompruebe su comprensión del material. Los apuntes de Cornell y los mapas mentales (apuntes cartográficos) son ideales para este fin. Puedes encontrar más información en los recursos online de la web de Student Learning Development o acudir a un taller sobre toma de apuntes. 2.

Las viñetas, las abreviaturas y los símbolos pueden sustituir a las frases completas en la mayoría de las situaciones. Las excepciones obvias son cuando hay una definición o no entiendes una idea, o hay alguna indicación para escribir algo completo. 4.

Cómo estudiar rápido

De adolescente, Faria Sana solía subrayar los libros con rotuladores. «Se suponía que los colores me decían cosas diferentes». Más tarde, recuerda, «no tenía ni idea de lo que se suponía que significaban esos textos resaltados».

También tomaba muchas notas mientras leía. Pero a menudo «sólo copiaba las palabras o las cambiaba de sitio». Ese trabajo tampoco ayudó mucho, dice ahora. En efecto, «era sólo para practicar mi caligrafía».

«Nadie me enseñó a estudiar», dice Sana. La universidad se hizo más difícil, así que trabajó para encontrar mejores técnicas de estudio. Ahora es psicóloga en la Universidad de Athabasca, en Alberta (Canadá). Allí estudia cómo los estudiantes pueden aprender mejor.

Estas condiciones pueden distraer de sus lecciones. Además, es probable que los estudiantes tengan que hacer más cosas sin un profesor o unos padres que les vigilen. Tendrán que gestionar su tiempo y estudiar más por su cuenta. Sin embargo, muchos estudiantes nunca aprendieron esas habilidades. Para ellos, dice Sana, puede ser como decirles a los alumnos que aprendan a nadar «sólo nadando».

Cómo estudiar para los exámenes

¿Te cuesta ser un buen estudiante? No te desanimes, ¡no es magia! Pero sí requiere ganas, dedicación y mucho trabajo. Si quieres aprender a ser un estudiante de éxito, has llegado al lugar adecuado. Nuestras guías de técnicas de estudio para estudiantes te proporcionarán todo lo que necesitas para aprender a aprender más eficazmente.

La escucha activa, la comprensión lectora, la toma de apuntes, la gestión del estrés, la gestión del tiempo, la realización de exámenes y la memorización son sólo algunos de los temas que se tratan en nuestras guías de técnicas de estudio para estudiantes. Si te tomas el tiempo para aprender y aplicar los conceptos y principios de técnicas de estudio que se enseñan en nuestras guías, no sólo mejorarás tu rendimiento en la escuela, sino también tu capacidad de aprendizaje en general, ¡y eso te beneficiará el resto de tu vida! Tanto si eres un estudiante de primer año en la universidad que busca salir adelante, como si eres un profesor que busca recursos de técnicas de estudio para sus alumnos o un estudiante de secundaria que sólo intenta sobrevivir, a continuación encontrarás las guías de técnicas de estudio, los tutoriales y los recursos que necesitas.