Diseño de estudio investigacion

Diseños de estudios cuantitativos

Los estudios observacionales son estudios que realizamos sin ninguna intervención o experimento. En estos estudios, nos limitamos a observar los resultados.    Por otro lado, en los estudios experimentales, realizamos experimentos e intervenciones.

Me llamo Hadi Abbas. Soy australiano-libanés y estudio medicina en la Universidad del Líbano. Mi interés por la atención sanitaria basada en la evidencia surge de mi creencia de que, para ser un médico profesional, es absolutamente necesario contar con pruebas que respalden su jornada médica diaria. La investigación es el alma gemela de la experiencia clínica. Intento seguir todas las posibilidades que me acerquen a mi objetivo: ser un profesional sanitario de éxito.

Diseño de investigación svenska

A lo largo de nuestra vida, estamos expuestos a muchos factores que pueden afectar a nuestra salud y bienestar. Pero, ¿qué tipo de factores influyen en los resultados específicos de la salud? ¿Y qué hacemos cuando enfermamos? Los investigadores de la salud dedican su vida laboral a responder a una gran variedad de preguntas de investigación clínica y lo hacen llevando a cabo estudios muy específicos. Los resultados de estos estudios conducen finalmente al desarrollo de intervenciones que pueden ayudar a salvar vidas.

Los investigadores asignan exposiciones (por ejemplo, un ensayo para probar la eficacia de un nuevo medicamento) y éstas se clasifican en ensayos aleatorios (estudios con un grupo de control, o de comparación) y no aleatorios (los que no tienen un grupo de control).

Estos estudios se centran en exposiciones que ya están presentes en una población y evalúan los efectos de la exposición en esa cohorte. Estos estudios se clasifican además en analíticos y descriptivos.

No todos los tipos de estudios serán apropiados para responder a una pregunta clínica concreta. Por ejemplo, si se quiere investigar el impacto del tabaquismo materno en el desarrollo del feto, entonces no sería apropiado un ensayo controlado aleatorio, ya que no es ético asignar una enfermedad o una exposición potencialmente dañina a un individuo. En este caso, un estudio observacional sería más apropiado.

Diseños de investigación cualitativa

El diseño de estudios clínicos es la formulación de ensayos y experimentos, así como de estudios observacionales en investigaciones médicas, clínicas y de otro tipo (por ejemplo, epidemiológicas) en las que participan seres humanos[1], El objetivo de un estudio clínico es evaluar la seguridad, la eficacia y/o el mecanismo de acción de un medicamento en investigación (MI)[2] o procedimiento, o de un nuevo fármaco o dispositivo que está en desarrollo, pero que potencialmente aún no ha sido aprobado por una autoridad sanitaria (por ejemplo, la Administración de Alimentos y Medicamentos)[3] También puede ser para investigar un fármaco, dispositivo o procedimiento que ya ha sido aprobado pero que aún necesita más investigación, normalmente con respecto a los efectos a largo plazo o la rentabilidad[4].

A la hora de elegir el diseño de un estudio, hay que tener en cuenta muchos factores. Los distintos tipos de estudios están sujetos a diferentes tipos de sesgo. Por ejemplo, es probable que se produzca un sesgo de recuerdo en los estudios transversales o de casos y controles en los que se pide a los sujetos que recuerden la exposición a los factores de riesgo. Es más probable que los sujetos con la enfermedad en cuestión (por ejemplo, cáncer de mama) recuerden las exposiciones pertinentes a las que se han sometido (por ejemplo, terapia de sustitución hormonal) que los sujetos que no tienen la enfermedad[cita requerida].

Diseño del estudio clínico

El diseño de la investigación se refiere a la estrategia general y al enfoque analítico que se ha elegido para integrar, de forma coherente y lógica, los diferentes componentes del estudio, garantizando así que el problema de investigación se investigue a fondo. Constituye el plan para la recogida, medición e interpretación de la información y los datos. Tenga en cuenta que el problema de investigación determina el tipo de diseño que se elige, y no al revés.

La función de un diseño de investigación es garantizar que las pruebas obtenidas le permitan abordar eficazmente el problema de investigación de la forma más lógica e inequívoca posible. En la investigación en ciencias sociales, la obtención de información relevante para el problema de investigación suele implicar la especificación del tipo de pruebas necesarias para poner a prueba los supuestos subyacentes de una teoría, para evaluar un programa o para describir y evaluar con precisión el significado relacionado con un fenómeno observable.

Teniendo esto en cuenta, un error común que cometen los investigadores es que comienzan sus investigaciones antes de haber reflexionado críticamente sobre la información necesaria para abordar el problema de investigación. Si no se presta atención a estas cuestiones de diseño de antemano, el problema general de la investigación no se abordará adecuadamente y las conclusiones que se extraigan correrán el riesgo de ser débiles y poco convincentes. En consecuencia, la validez general del estudio se verá mermada.