Derecho de estudiantes universitarios

10 derechos de un estudiante

La Universidad de Michigan-Ann Arbor (la Universidad) se dedica a apoyar y mantener una comunidad académica. Como propósito central, esta comunidad promueve la investigación intelectual a través de un discurso vigoroso. Los valores que sustentan este propósito incluyen el civismo, la dignidad, la diversidad, la educación, la igualdad, la equidad, la libertad, la honestidad y la seguridad.

Cuando los estudiantes deciden aceptar la admisión en la Universidad, aceptan los derechos y responsabilidades de la pertenencia a la comunidad académica y social de la Universidad. Como miembros de la comunidad universitaria, se espera que los estudiantes defiendan sus valores previamente declarados manteniendo un alto nivel de conducta. Debido a que la Universidad establece altos estándares para la membresía, sus estándares de conducta, aunque están dentro de los límites de la ley, pueden exceder los requerimientos federales, estatales o locales.

Dentro de la Universidad, las entidades (como las escuelas y facultades; las organizaciones universitarias, profesionales y estudiantiles) han desarrollado políticas que describen las normas de conducta que rigen a sus integrantes y que, en ocasiones, proporcionan procedimientos para sancionar las violaciones de dichas normas. Esta Declaración de Derechos y Responsabilidades de los Estudiantes (la Declaración) no sustituye a esas normas ni limita los procedimientos o sanciones previstos en esas políticas. Esta Declaración describe los posibles comportamientos que son incompatibles con los valores de la comunidad universitaria; esboza los procedimientos para responder a tales comportamientos; y sugiere posibles sanciones/intervenciones que tienen por objeto educar y salvaguardar a los miembros de la comunidad universitaria.

Derechos humanos

La misión del Colegio es preparar a todos los estudiantes para que sean ciudadanos informados del siglo XXI y capacitarlos para afrontar los retos de un mundo que cambia rápidamente. Esto sólo puede ocurrir en un entorno que contribuya a la erudición y al trabajo creativo.

Los estudiantes tienen derecho a un entorno de clase que fomente el aprendizaje. Como parte de una comunidad de aprendices, los estudiantes y los instructores deben trabajar juntos para crear un ambiente de confianza y respeto mutuo.

Si usted es un estudiante que tiene una preocupación acerca de un comportamiento sexual no deseado o de acoso sexual, haga caso omiso de los pasos descritos a continuación y programe inmediatamente una cita con la unidad del Título IX y la Equidad de Género en la Oficina de Equidad Institucional o con cualquier funcionario administrativo de la Universidad (recursos no confidenciales), o con uno de los siguientes recursos confidenciales: Oficina del Defensor del Pueblo, Servicio de Asesoramiento Universitario, Centro de Recursos y Acción para la Mujer (WRAC), o el Programa de Defensa de las Víctimas de Violación (RVAP) para discutir sus preocupaciones e identificar posibles cursos de acción. Informar de un problema.

Breve ensayo sobre los derechos de un estudiante

Al convertirte en estudiante de Bishop’s, aceptas convertirte en miembro de nuestra comunidad universitaria, la Comunidad Bishop’s, y aceptas los derechos y responsabilidades que conlleva dicha pertenencia. Todos los miembros de esta comunidad -estudiantes, administración, administradores, personal y profesores- deben trabajar juntos para dar forma y apoyo a nuestra comunidad y para asegurar una vida y educación universitaria de la más alta calidad.

El tiempo que pases en Bishop’s será un tiempo de descubrimiento de nuevos valores y puntos de vista y de formación de relaciones profundas, así como de cumplimiento de tus objetivos de aprendizaje. La alta energía y la proximidad que son características de la vida estudiantil en Bishop’s requerirán un cuidado y una consideración extra para asegurar que mantengas un equilibrio saludable en tus relaciones personales, responsabilidades académicas, consumo de alcohol, comportamiento social, vida en la residencia, etc.

Esta Carta expone las expectativas que consideramos coherentes con los valores y objetivos de nuestra Comunidad Universitaria y el bienestar de sus miembros. Su propósito es servir como herramienta para educar a los estudiantes sobre los valores y expectativas que conlleva ser miembro de la Comunidad del Obispo, para establecer tan claramente como podamos el «contrato moral» entre la Universidad y sus estudiantes, y para proporcionar una referencia clara y sucinta a las diversas políticas de la Universidad que afectan a la vida estudiantil.

Derechos de los estudiantes

Los ejemplos y la perspectiva de este artículo pueden no representar una visión mundial del tema. Puedes mejorar este artículo, discutir el tema en la página de discusión o crear un nuevo artículo, según corresponda. (Enero de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Canadá, al igual que Estados Unidos, cuenta con una serie de leyes y precedentes judiciales que regulan la educación superior y proporcionan derechos a los estudiantes. La Enciclopedia Canadiense, que detalla cuestiones de la vida y la gobernanza canadienses, afirma que en Canadá «básicamente se aplican dos tipos de derechos a los estudiantes: los derechos sustantivos -los derechos reales de los que deben disfrutar los estudiantes- y los derechos de procedimiento -métodos por los que los estudiantes reclaman sus derechos-«. Este artículo se refiere a los estudiantes de los centros públicos, aunque los de los centros privados pueden reclamar sus derechos en virtud del derecho consuetudinario y de las leyes provinciales de educación»[1].

Canadá aún no dispone de una Carta de Derechos de los estudiantes a nivel nacional ni de un documento comparable. Si se establece uno en Canadá, es probable que este documento se denomine Carta de Derechos y Libertades de los Estudiantes. La Carta de Derechos y Libertades de Canadá es equivalente a la Carta Nacional de Derechos de Estados Unidos. El sindicato o gobierno estudiantil nacional canadiense es la Federación Canadiense de Estudiantes y no ha presentado ningún proyecto de ley de este tipo.