Contrato de arrendamiento de habitacion para estudiantes

Normas de la casa para alquilar a estudiantes universitarios

Según un artículo del New York Times de 2016, el 87% de los estudiantes viven fuera del campus. Esta guía se ha elaborado para responder a las preguntas y preocupaciones de los estudiantes que alquilan por primera vez, así como de los estudiantes que ya tienen experiencia y que quieren realizar su próximo alquiler de forma correcta. Abordamos las trampas habituales del alquiler, las preguntas que hay que tener en cuenta al entrar en el mercado del alquiler y cómo identificar y evitar las estafas en el alquiler, un delito al que son especialmente vulnerables los que alquilan por primera vez.

Tendrá que identificar y evitar las costosas trampas del proceso de alquiler. Factores como las condiciones del contrato de alquiler, la fianza, el estado de la vivienda y los posibles compañeros de piso conllevan sus propios riesgos. Hemos reunido una serie de preguntas que debes hacerte antes de comprometerte a nada.

Dado que el alquiler puede ser el gasto más importante para un estudiante, aparte de la matrícula, establecer un presupuesto mensual con un alquiler cómodo es crucial. Lo ideal es que el alquiler mensual y la factura de los servicios públicos no superen el 30% de tus ingresos netos mensuales (después de impuestos). La mayoría de los estudiantes querrán pagar muy por debajo de la media de la ciudad, dado que sus ingresos como estudiante serán probablemente limitados. Una vez que hayas establecido tu presupuesto mensual de alquiler, tienes que pensar en los costes iniciales. Estos costes pueden incluir:

Modelo de contrato de arrendamiento

La mayoría de los estudiantes de las residencias estudiantiles tienen un contrato de duración determinada. Esto significa que has acordado alquilar tu alojamiento durante un periodo de tiempo determinado. En la mayoría de los casos, el plazo fijo será el año académico.

En las residencias estudiantiles, por lo general, tienes que abandonar la vivienda el día en que finaliza el contrato de duración determinada sin tener que avisar al propietario. Esto se debe a que el acuerdo entre tú y el propietario finaliza cuando termina el plazo fijo.

Los acuerdos periódicos son menos comunes en las residencias de estudiantes. Sin embargo, si tienes uno, deberás notificar la finalización del acuerdo periódico. Esto se llama «aviso de abandono». Si no avisas con la antelación adecuada para poner fin a tu contrato, puedes seguir siendo responsable del pago del alquiler.

Si has pagado una fianza al principio del alquiler o de la licencia, te la deben devolver. Los códigos a los que se adhieren las universidades dicen que las fianzas deben devolverse en un plazo de 28 días desde la finalización del contrato.

Es razonable que el propietario descuente dinero del depósito para cubrir algunas cosas. Por ejemplo, daños en la propiedad o en los muebles o alquileres pendientes que debas. El casero no debe deducir dinero para cubrir daños que puedan considerarse como desgaste normal.

Alquiler para estudiantes universitarios

Ir a la universidad y vivir lejos de tus padres es un paso emocionante en la vida. Puede ser fácil dejarse llevar por todo ello. Sin embargo, es importante que entiendas tus derechos como inquilino. Tanto si te alojas en un alojamiento para estudiantes en Londres como en una vivienda privada o en cualquier otro lugar, es importante que leas y entiendas el contrato antes de firmarlo. En esta guía repasaremos los aspectos básicos de un contrato de alquiler para estudiantes, para que sepas lo que se espera de ti y de tu proveedor de alojamiento. También señalaremos los aspectos que debes comprobar antes de firmar.

El contrato de arrendamiento será probablemente diferente según el proveedor de alojamiento para estudiantes, si estás en una habitación privada o en una casa compartida. Si alquilas una habitación privada en una casa compartida, lo más probable es que se clasifique como una casa de ocupación múltiple (HMO). Una HMO tiene procedimientos adicionales que se espera que los propietarios sigan, pero hay algunos aspectos básicos que todos los contratos de alquiler para estudiantes deben cubrir, independientemente de si se trata de una casa compartida o no.

Cuándo se debe firmar el contrato de alquiler de un apartamento en la universidad

Antes de firmar un contrato de alquiler de un apartamento para estudiantes, hay muchas cosas que hay que mirar y considerar. Después de todo, no querrás precipitarte en algo que acabe siendo un dolor de cabeza. Aquí hay algunas cosas que debes tener en cuenta cuando te mudes fuera del campus y firmes un contrato de alquiler de un apartamento para estudiantes.

Algunos contratos de alquiler incluyen servicios como el agua y la electricidad, mientras que otros no. Como es probable que tengas un presupuesto limitado, es conveniente que compruebes lo que está incluido y lo que no para ahorrar todo el dinero posible. Si no estás seguro, pregunta al propietario o a la oficina principal. Algunos lugares te dejarán aparcar gratis mientras que otros requieren un permiso. Si vas a la universidad con un coche, esto puede ser importante para ti. Otra cosa que debes tener en cuenta es si hay que pagar por separado los servicios de recogida de basura y de limpieza. Averigua cuál es la tarifa de la fianza y lo que se te devuelve. Ten en cuenta que el único daño que se suele permitir es el desgaste natural. Y si vas a llevar a tu fiel amigo de cuatro patas, averigua el importe del depósito adicional para mascotas. En resumen, debes cubrir todas las bases financieras cuando se trata de un contrato de alquiler de un apartamento para estudiantes.